La smorfia napolitana y el origen de la quiniela

Lorenzo Amengual confiesa que cuando comenzó a dibujar los números de la quiniela para su Cábala criolla estaba convencido de que esta tenía sus orígenes en el Río de la Plata. Se encontraba en Berlín y transcurría 1990. Al poco tiempo descubrió que la quiniela y la interpretación de los sueños eran una adaptación rioplantense que estaba inspirada en la smorfia napolitana.

smorfia2La smorfia, según explica el blog Una cabeza sembrada, es una especie de diccionario de los sueños para los napolitanos, sueños ligados a la lotería. “Cada objeto, cada evento, cada persona que aparece en forma de quimera corresponde a un número con el que supuestamente el soñador podrá acertar los números de la suerte. El nombre deriva de Morfeo, el dios griego de los sueños, lo que sugiere que la tradición está relacionada con los orígenes griegos de Nápoles y con la costumbre helénica de la interpretación de los sueños.”

Smorfia en idioma italiano significa gesto, mueca. Y sobre esto Amengual se pregunta: “¿Y no son acaso muecas los movimientos que hacen las bocas cuando mascan con la desesperación del hambre instalada en las brechas de los dientes que faltan? La smorfia inmigrante, cuando llegó a Buenos Aires o desembarcó en Montevideo, no solo contrabandeó la tradición para leer los sueños, también prestó su nombre para parir un sustantivo y un verbo lunfardo: «morfi» y «morfar», comida y comer.”

AMENGUAL-Cabala-Criolla-TAPA [A]Y continúa el autor: “La smorfia es un legado simbólico sincrético, mezcla de tradiciones ancestrales griegas, fenicias y cartaginesas, recopiladas y transmitidas por generaciones de sabios analfabetos. Este I Ching del mediterráneo, llegó a América en los barcos, en la memoria de los transplantados y para sobrevivir —como ellos— debió transformarse. Con la ayuda de gallegos, ranqueles, polacos, charrúas y criollos se le agregaron en estos pagos los diez significados que necesitaban los noventa números del Lotto para renacer transformados en los cien de la quiniela.

A esta smorfia adulterada, manoseada, nuestra, la bauticé Cábala criolla.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.